« Mentir es una necesidad; decir la verdad, una traición »

La relación al cuerpo en la publicidad: perspectiva de género
February 3, 2012
40th anniversary of Humanitarian Assistance in a chaotic world
February 3, 2012

Seminario Intercultural 9La comunicación de los conflictos y la Paz
Ponente: Xavier Giró Martí (11 de enero de 2011)

« Las distintas formas de racismo, instituido y activo al nivel de la percepción, tienden a producir versiones icónicas de unas poblaciones eminentemente dignas de ser lloradas y de otras cuya pérdida no constituye una perdida como tal al no ser objeto de duelo.[1]»

Con mucho animo, hoy hemos tenido la oportunidad de escuchar a Xavier Giró Martí sobre la diferencia entre hacer un periodismo de guerra y hacer un periodismo de paz. En una exposición muy explicita, con muchas imágenes tan físicas que mentales, Martí nos expuso sencillamente la complejidad atrás de la información que recibimos cada día por medio de los grandes periódicos o las noticias televisuales. Entre otras advertencias, nos enseñó a ser vigilantes a la información contaminada (por ejemplo cuando una fotografía esta utilizada por dos cosas diversas) o también cuando se hacen relaciones de causas y efectos cuando no existen en realidad. Hay que ser bien consciente de que se selección el material así como las personas entrevistadas y eso da el marco a la información y, muchas veces, siguiendo una sola línea directiva.

Xavier Giró Martí insistió también mucho en como hacer un periodismo de paz, es decir, que no favorece discursos racistas o protagonistas de un lado o del otro. Con el objetivo de construir un ambiente de paz, el periodista debe de tener cuidado justamente para no demonizar o deshumanizar al otro. Por mi parte, sigo leyendo dos periódicos que me pueden dar más o menos la hora justa sobre los conflictos y eventos políticos de este mundo: Le Monde Diplomatique (http://www.monde-diplomatique.fr/), un periódico francés, y Courrier International (http://www.courrierinternational.com/), un periódico francés pero que recoge lo que se ha publicado durante la semana en la prensa mundial.

Tortura en Abu Ghraib:

Abu Ghraib 1

Abu Ghraib 2

Pues obviamente, todo eso me hizo pensar mucho en lo vulnerable que somos como persona muy dependientes de lo que el sistema mediático nos mete en la cabeza. De hecho, me hizo pensar en Judith Butler y las famosas fotografías de Abu Ghraib[2]. Ella propone justamente que nuestra concepción de la guerra esta manipulada por un marco de guerra, es decir que utiliza el ejemplo de Abu Ghraib para demonstrar «demonización del otro». En la presentación, Martí nos habló de la Guerra de las Malvinas así como de la demonización de los serbios en la guerra de Bosnia. En el caso de Butler, se trata de ver como los medios de comunicación hacen que veamos un atentado suicida mucho más horroroso que la guerra que los países occidentales están llevan a Irak o Afganistán. En resumen nos cuenta el impacto de las imágenes y utiliza las imágenes de tortura de Abu Ghraib como el punto de partida de su argumento sobre el hecho de que hay vidas que valen más que otras en contexto de guerra[3]. Se refiere justamente a lo que Martí nos planteó en la presentación:

[…] ¿Por qué sentimos horror y repulsa moral frente al atentado suicida cuando no siempre sentimos lo mismo frente a la violencia patrocinada por el Estado? […] Pero le parece curioso, y yo lo sigo en esto, que nuestras reacciones morales – unas reacciones que en primer lugar toman la forma de afecto – estén tácitamente reguladas por cierto tipo de marcos interpretativos. Su tesis es que sentimos más horror y repulsa moral frente a unas vidas perdidas en unas determinadas condiciones que frente a otras vidas perdidas en otras condiciones distintas. […] Esto se agrava en las condiciones en las que el islam es visto como algo bárbaro, o premoderno, como algo que no se ha conformado aun a esas normas que hacen reconocible lo humano. Ésos a los que nosotros matamos no son del todo humanos, no son del todo vidas, lo que significa que no sentimos el mismo horror y la misma indignación ante la perdida de sus vidas que ante la de esas otras que guardan una semejanza nacional o religiosa con nuestras propias vidas.[4]

Butler justamente propone que cambiemos esta mirada que tenemos sobre los acontecimientos de guerra y «más bien, para entender como tales fenómenos son incautados por ciertos marcos morales y culturales e instrumentalizados a fin de fortalecer el control de nuestro pensamiento por parte de esos marcos».[5]

Luego, en lo que Butler se cruza más con el exponente de hoy es con el «periodismo incorporado», que ella explica a partir de la guerra de Irak, teniendo también en cuenta la importancia de la Guerra de las Malvinas como punto de partida de tal práctica. Obviamente, ella enfatiza sobre Estados Unidos en este caso. Nos explica que el periodismo incorporado «pareció definirse como un acuerdo por el que los periodistas aceptaban informar solo desde la perspectiva establecida por los militares y las autoridades gubernamentales».[6] Esto es un ejemplo perfecto de periodismo de guerra. Era un modo de periodismo que iba hacia el esfuerzo bélico de los EEUU, sirviendo sus propios intereses. Tal como es, se presenta como un marco de guerra, donde no entendemos bien el todo de la guerra porque se nos muestra solamente una cara de esa donde el otro esta demonizado y deshumanizado. Cuando salieron estas fotos de Abu Ghraib, deshizo todos los parámetros establecido por la guerra en Irak, por el «nosotros» también era actuando de manera violenta hacia los iraquíes en las cárceles. Lo que Butler plantea, apoyándose en Susan Sostang y su libro Ante el dolor de los demás,[7] es que hay que preguntarnos en qué medida una fotografía nos impacta. ¿Es una sola capacidad momentánea de espanto? ¿O nos puede llevar a una movilización por una causa? Ahora bien, eso es otro debate pero sigue siendo de primera importancia que filtremos las imágenes que veamos y los textos que leamos. Más aun, sirve preguntarnos si ante un conflicto, nos contaron una sola historia…

Terminamos con unas citaciones bonitas sobre la fotografía…¡¡ para no acabar con una nota tan mala sobre un arte tan bello[8]!!

« Photographier, c’est placer la tête, l’oeil et le coeur dans un même axe.»

« Fotografiar, es poner la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo axis. »

Henry Cartier-Bresson

« Parmi les multiples moyens de combattre le néant, un des meilleurs est la photographie. »

« Entre los medios múltiples de combatir la nada, un de los mejores es la fotografía. »

-Julio Cortazar

« La photographie a ouvert des horizons illimités à la pathologie du progrès, puisqu’elle nous a incités à déléguer à la multitude de nos machines de vision le pouvoir exorbitant de regarder le monde, de le représenter, de le contrôler. »

« La fotografía abrió horizontes ilimitados a la patología del progreso, ya que nos incitó a delegar a la multitud de nuestras máquinas de visión el poder exorbitante de mirar el mundo, de representarlo, de controlarlo. “

-Paul Virilio


[1] Butler, Judith (2010): Marcos de guerra. Las vidas lloradas, Buenos Aires, Paidós, p. 44.

[2] Ibid.

[3] Ibid., p. 32.

[4] Ibid., p. 67-69.

[5] Ibid., p. 210.

[6] Ibid., p. 96-97.

[7] Ibid., p. 98.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *